« Home | Ocaso del movimiento sindical » | Transición de la derecha » | Democracia Cristiana en la transición » | Crecer con igualdad » | London Clinic: el ocaso del General » | La transición de los militares 1990-1994 » | Las leyes de amarre: el legado de Pinochet » | Gonzalo Vial y su postura en relación al informe d... » | La autorrepresentación final de Pinochet » | Crónica de una muerte anunciada » 

martes, diciembre 12, 2006 

De las protestas al plebiscito (1982-1989)

Arlene Tapia Martin
Diciembre 2006

La transición chilena se identifica por ser una de las más lentas y pausadas del “boom” democrático que azotó a a América Latina en los 80s. Un observador europeo piensa que “los chilenos están inventando la transición indolora”. Los logros y los espejismos de esta particular vía chilena hacia la democracia (con Lada y tarjeta de crédito) forman la base de esta lentitud”.

Crisis del modelo:

“Hacia 1985 o 1986 cada trabajador chileno va a tener auto, casa y televisor. No va a tener un Rolls Royce, pero va a tener una citroneta del 75”

Entre 1975 y 1982 el endeudamiento del país había pasado de los 4 mil 584 a los 15 mil 542 millones de dólares.

El desempleo bordeaba el 30% de la fuerza laboral.

La rabia juvenil era creciente. La insurgencia civil vuelve. El seis de agosto de 1983 nace la “Alianza democrática”. El PC no queda atrás y comienzan los movimientos del “Frente Patriótico Manuel Rodríguez”.

El debilitamiento del modelo económico motivaba al pueblo a exigir respuestas. La fuerte reopresión con la que el régimen respondió trajeron las protestas de regreso y sin miedo.

Búsqueda de soluciones

Sergio Onofre Jarpa en el gobierno y su política abierta. Cuestionamiento de los “duros” y divisiones al interior del régimen. Francisco Javier Cuadra asume en 1984, como Secretario general de gobierno, con una nueva estrategia. En 1985 se rearticuló el gabinete y Pinochet vuelve a respirar.

Se establecen dos líneas jurídico-institucional y la económico-social.

Militares en las poblaciones

La oposición sigue en plena rearticulación. Monseñor Fresno le pide al general que tenga un gran gesto. Las acciones masivas de protestas se habían reiniciado. El gobierno se endureció.

Problemas de la sucesión

Sartori logra adivinar cuál es el talón de Aquiles de los gobiernos dictatoriales: La sucesión. No son una monarquía y por tanto no pueden asegurar quién los sucederá y si éste seguirá las mismas líneas.
Pinochet no estaba exento de aquello.

La regulación sucesoria en Chile quedó establecida en los artículos transitorios de la Constitución de 1980 y giró en torno a un plebiscito con carácter de una elección no competitiva de la que saldría electo el presidente de la República. l regulación sucesoria no se logró desarrollar, principalmente, por tres aspectos:

Cambios gatillados por la crisis económica de 1982-1983 y la política de apertura, impulsada para detener a los trabajadores y sus protestas.

Influyó el complejo orden institucional establecido para dar credibilidad al plebiscito, promoviendo una competencia electoral más equilibrada.
La capacidad electoral alcanzada por la oposición democrática.

(1) Otano, Rafael. “Crónica de la transición”. Planeta. Santiago. 1995 Pág. 10.(2) Discurso general Pinochet 1979.

(2) Discurso general Pinochet 1979.

Si dios existiese por fin habria hecho algo bien, que bueno que el viejo asesino y traidor de augusto se muera de viejo despues de ver lo que es estar preso y sin saber que haran de ti mañana, como le paso en inglaterra.
A todos los cobardes les deseo una muerte lenta, como la que sucedia a las torturas y ensañamientos ocurridas en todos esos horribles regimenes fascistas y sobre todo mi mas energica felicitación a todos los chilenos que consiguieron sobrevivir a tan inmundo mandatario. y sobre todo al gobierno actual por ignorar la muerte de un compatriota, que no se puede llamar ciudadano, porque hay derechos que en democracia solo se dan a los que se lo merecen. Su hijo (pobrecito) queria honores de jefe de estado en su entierro... pues que sepa usted pinochetito que a un golpista represor como ese bastante favor le hace la democracia, defendiendo su derecho ala vida y ahora que murio que nos deje tranquilo.... gracias y perdon por la invasión de este blog y saludos desde el otro lado del charco

Publicar un comentario

Links to this post

Crear un vínculo